Carta Triste

Siento algo atorado en la garganta. Lo siento desde ayer, desde anteayer, ¿desde cuándo?… En sueños lo confundí con una gran flema q’ me impedía hablar, o toser, o respirar. Sé perfecto lo q’ es. Debí llorar. Llorarte hasta q’ mis propias lágrimas me baldearan. Vaciar de una vez a gotas todo este amor frustrado, añejado ya, casi putrefacto. Debí llorar y mojarme toda de caricias q’ tú me negaste. Debí empaparme de mi orgullo, hoy tan disecado.

Debí llorar pero no lo hice; y el llanto q’ no se derrama en su momento se cuaja en el corazón y taponea los sentimientos. Se infla dentro, se crece en tamaño, satura la capacidad de comprender.

Y ahí está, atorado, inmóvil. Llanto muerto q’ no seca.

Debí llorar pero no lo hice…

Me aterra ahora el día q’ salga expulsado por un motivo equivoco, arrasando con su caudal mi fortaleza, derribando mi dignidad, borrando el camino a tu recuerdo.

Quiero llorar pero no puedo.

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Para ti hijo mío, te amo.

Eres la razón de mí existir, la persona más importante en mi vida.

Mil gracias por q’ muchas cosas de mi cambiaron con tu llegada.

Trajiste una nueva ilusión a mi vida y junto con ella la dicha para mí de saber el significado de la palabra “PAPA”…

Imagino como serás de grande y mis ojos se llenan de lágrimas al pasar por mi mente q’ tú serás una personita q’ este siempre llena de amor…

Q’ días tan felices he vivido a tu lado con risas y lágrimas pero siempre andando, por el mismo camino, los dos de la mano.

Gracias por haber llegado.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Ayudame

Ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles.

Si me das fortuna, no me quites la razón

Si me das éxito, no me quites la humildad.

Si me das humildad, no me quites la dignidad

Ayúdame siempre a ver la otra cara de la medalla, no me dejes inculpar de traición a los demás por no pensar igual que yo.

Enséñame a querer a la gente como a mí mismo y a no juzgarme como a los demás.

No me dejes caer en el orgullo si triunfo, ni en la desesperación si fracaso. Más bien recuérdame que el fracaso es la experiencia que precede al triunfo.

Enséñame que perdonar es un signo de grandeza y que la venganza es una señal de bajeza.

Si me quitas el éxito, déjame fuerzas para aprender del fracaso, si yo ofendiera a la gente, dame valor para disculparme y si la gente me ofende, dame valor para perdonar.

¡Señor…..si yo me olvido de ti, nunca te olvides de mí !

Mahatma Gandhi

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

¡Hola mundo!

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Quiero contarte

Quiero contarte lo que siento y pienso de ti,

Quiero desahogarme de una vez

Y decirte como me duele no haberte tenido,

Porque aunque intenté superarlo

Es tan difícil olvidar que te olvidaste de mi,

Que no estás y que nunca estuviste,

Que todas las inseguridades

O al menos muchas de ellas se deben a tu ausencia.

Siempre fui buscando imágenes paternas

Pero sabía que cada uno tenía sus hijos,

Que yo solo era el sobrino o el amigo del  hijo,

pero no su hijo,

Era tuyo y no me sentía parte de tu vida.

Me es tan difícil hablarte de esto sin llorar,

Sin que me tiemble la voz

y sin sentir que quizás te exijo demasiado,

Que hiciste lo que pudiste aunque eso no haya sido mucho.

Los miedos mas terribles son los de pensar

“quien me va a querer si tu que deberías quererme ni te preocupabas por mi”.

En ningún proyecto de mi vida estuviste,

Que ni sabias quien soy, porque no me conoces,

Porque nunca tuvimos una conversación

Que hiciera que nos conozcamos mas,

Que te quisiera contar que me encanta escribir,

Que lo que escribo es como mi cable a tierra,

Que tengo solo 3 amigos que me consideran una buena persona…

A veces me pregunto

¿por qué nunca asumiste tu rol de padre?

¿acaso no sabes que te necesite, y que aun te necesito?

que vivo esperando algo,

Lo mas mínimo de tu parte y sigo con el alma vacía….

Si pudieras saber el dolor que siento…

Pero bueno, es lo que hay,

y lo mas triste de todo, triste para mi, no para ti,

Es que todos los días siento lo mismo

Quiero contarte lo que siento y pienso de ti,

Quiero desahogarme de una vez

Y decirte como me duele no haberte tenido,

Porque aunque intenté superarlo

Es tan difícil olvidar que te olvidaste de mi,

Que no estás y que nunca estuviste,

Que todas las inseguridades

O al menos muchas de ellas se deben a tu ausencia.

Siempre fui buscando imágenes paternas

Pero sabía que cada uno tenía sus hijos,

Que yo solo era el sobrino o el amigo del  hijo,

pero no su hijo,

Era tuyo y no me sentía parte de tu vida.

Me es tan difícil hablarte de esto sin llorar,

Sin que me tiemble la voz

y sin sentir que quizás te exijo demasiado,

Que hiciste lo que pudiste aunque eso no haya sido mucho.

Los miedos mas terribles son los de pensar

“quien me va a querer si tu que deberías quererme ni te preocupabas por mi”.

En ningún proyecto de mi vida estuviste,

Que ni sabias quien soy, porque no me conoces,

Porque nunca tuvimos una conversación

Que hiciera que nos conozcamos mas,

Que te quisiera contar que me encanta escribir,

Que lo que escribo es como mi cable a tierra,

Que tengo solo 3 amigos que me consideran una buena persona…

A veces me pregunto

¿por qué nunca asumiste tu rol de padre?

¿acaso no sabes que te necesite, y que aun te necesito?

que vivo esperando algo,

Lo mas mínimo de tu parte y sigo con el alma vacía….

Si pudieras saber el dolor que siento…

Pero bueno, es lo que hay,

y lo mas triste de todo, triste para mi, no para ti,

Es que todos los días siento lo mismo

Publicado en Sin categoría | 3 comentarios

Alas rotas

Todo el amor que tengo
No me sirve de nada
Porque miro el reflejo
Y no veo nada
Cuando abro la puerta
De mi corazón y esta vacío
Sufro más de lo que muestro
Cuando duermo solo sueño
Que no se como continuar
¿Donde estará la puerta de la felicidad?
La que algún día desearía encontrar
Porque aun puedo notar
Que mis alas rotas están
Las necesito reparar
Para así de nuevo intentar volar
Y un fracaso evitar
Y mis heridas poder sanar
Quiero encontrar la luz que me de paz
Porque en un mundo de ilusiones
Es donde me encuentro ya
Comienzo a desvariar
Y no puedo distinguir
Entre la realidad o la ficción
Necesito un amor que me de luz
Que me de paz
Que me ayude a buscar la libertad
Que anhelo encontrar
Y así poder descansar.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Desesperacion

 

Comencé a correr como si corriendo sin parar se fuese a gastar el dolor que llevaba por dentro, como sin con cada paso dejara atrás un poco de ese peso que no me dejaba respirar.

El cielo estaba cubierto de nubes y el frío golpeaba mis manos
haciéndolas sangrar; los árboles no tenían hojas y el césped era de color amarillo como si se hubiese quemado; el invierno hacia peor mi tristeza.

No sabía adonde ir, solo sabia que no podía detenerme, pues en el momento que lo hiciera recuperaría la conciencia de mi dolor.

¡Que confusión! que terrible es tener un problema y no saber donde buscar la solución, donde encontrar respuestas.

Miras al cielo esperando ver una señal o te volteas rápidamente esperando agarrar desprevenido a tu ángel guardián, pero no los ves y te sientes con mas ganas de correr como si en algún momento del camino los fueras a encontrar.

Te sientes cansado pero ello no mitiga tu dolor.

Quisiera encontrar algo que me haga perder la conciencia, que me aisle de la realidad.

Si por un golpe de suerte olvidara todo mi pasado y tuviera la oportunidad de comenzar de cero… pero también olvidaría los momentos alegres…

Corriendo y corriendo paso por el lado de algunas personas que sonríen, cual será la razón?, quizás ellos en algún momento también tuvieron problemas, como los habrán superado?

Me avergüenza reconocer que he pensado en soluciones drásticas, mi mente de la cual me sentía orgulloso ahora esta nublada, se que en alguna parte esta la respuesta pero no la encuentro.

Sigo corriendo, mis energías comienzan a agotarse, no puedo detenerme, no puedo!!! necesito continuar hasta que en algún momento me de cuenta de que he olvidado porque comencé a correr.

Me siento abandonado, todos lucen indiferentes al dolor ajeno… pero ellos no saben que sufro. En algún momento alguien se dará cuenta que lloro? me detendrán para ayudarme o para ofrecerme ese abrazo que necesito tanto?

Pero me doy cuenta, la solución no esta en ellos, esta en mi, tengo que encontrarla…

Me pregunto: que pensaré en el futuro cuando recuerde esto?

Lo inevitable llega, debo detenerme y al hacerlo me doy cuenta que el dolor sigue ahí y ahora tengo que emprender el camino de regreso, cansado y aun dolido, pero, finalmente no tengo que hacerlo, pues lo he imaginado todo y al volver a la realidad…

Me doy cuenta que el sol ha salido.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario